martes, 29 de noviembre de 2016

Calcetín mojado




No tengo paraguas porque alguien un día me dijo que en Madrid no llovía, pero últimamente no hago más que mojarme. Voy de aquí para allá buscando algo con que taparme. Tengo frío y un calcetín mojado. Los labios rotos, pero no por culpa de ningún  beso.



-Está lloviendo y no quiero mojarme. Prefiero buscar algo con que taparme.

- Cómprate un paraguas, uno grande, que si no te vas a mojar.

-Hoy tápame tu, que no tengo con que pagar.

- Si quieres te tapo hoy y mañana también.

- Está bien.

Llegó el día siguiente, y no había nadie para tapar a Miren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario