martes, 23 de enero de 2018

Canto al Gato




El cuadro es de Julio,
el gato de Asier,
y la cara mía.

 El texto también es mío, es un cuento sobre una gata que canta a un gato. El gato no le quiere escuchar porque tiene miedo. Julio Romero decide pintar al gato sin miedo y de pronto el gato pierde el miedo. 

Un día la gata pasa cantando por al lado del gato, que ya sin miedo tira una moneda cerca de la gata como excusa para poder acercarse y  escuchar el canto.


P.D. Yo canto a un gato moreno pero creo que aun me tiene miedo.






Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.
Si yo fuera gata el personaje principal de mi cuento sería un gato, pero soy mujer y no gata. 
Gata sin gato.

Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.
Que bien moreno, miraba con miedo, pero seguía siendo moreno.
Y es sabido que los morenos nunca temen, nunca tienen miedo.

Canta la gata y pintabale julio Romero, al gato moreno.
Atreviose pues Julito a pintar al gato de muchas formas, con colores oscuros y sus oscuras sombras.
Maestro en miradas, julio Romero pinto al gato sin miedo, y de pronto el gato perdió el miedo.

Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.
Pasa la gata y el gato quieto, moreno, esta vez sin miedo. Tira una moneda que cae de canto de gata. Así pues escucha la moneda y por fin de fondo a gata.

 Mama mia, ese chico parece un gato pero es una pantera,
Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.
Que dice:

Claro que están labios mis rotos, ¡de tanto beso malpario!
Claro que están venas mis hinchadas, ¡de tantos te quieros callados!

Claro que están uñas mis clavadas, ¡De arañar poco tu espalda!
Y POR SUPUESTO que están miradas mis perdidas, ¡de ver tanta alma vestida!




Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario