domingo, 6 de mayo de 2018

Les Couleurs de ton Coeur





HISTORIA:
En un pequeño pueblo francés hay costumbre de salir a pintar al parque. Cada domingo dos pintores coinciden en el mismo rincón del famoso parque. El cuadro que tiene el hombre, una versión colorida del famoso cuadro de los girasoles de Van Gogh, refleja su forma de ser interna. La mujer, posee un cuadro que sigue el patrón original de Van Gogh, sin creatividad, sin colores que lo diferencien de cualquier replica que se haya visto anteriormente.
Por un cruce de miradas la mujer recibe un impulso emocional que la hace acercarse al cuadro del hombre, necesita tocarlo, explorarlo, sentirlo. Hay un paralelismo final entre tocar el cuadro y la cara del hombre ya que el cuadro es una forma de materializar la forma interna del propietario del mismo.
Todo este acontecimiento, enamoramiento, cruce de miradas y de cuadros esta bañado de un punto sensual. Las sensaciones, los colores de la imagen y la narración de la misma.




miércoles, 21 de febrero de 2018

Flores a la madre que me parió


Le he hecho un poema a mi madre por el día de los enamorados.
Creo que así consigo expresar un grano de arena de la montaña.
.


lunes, 12 de febrero de 2018

Psichedelic




He estado un poquito desconectada del blog, pero tiene una explicación. Estaba de viaje, me fui de excursión a Psichedelia. Es un mundo muy guay, todo gira, allí el tiempo es relativo, a veces todo va muy rápido y a veces va terriblemente leeeeeeeeeeeeeeeeento. Os recomiendo visitarlo pero con fecha de vuelta.






martes, 23 de enero de 2018

Canto al Gato




El cuadro es de Julio,
el gato de Asier,
y la cara mía.

 El texto también es mío, es un cuento sobre una gata que canta a un gato. El gato no le quiere escuchar porque tiene miedo. Julio Romero decide pintar al gato sin miedo y de pronto el gato pierde el miedo. 

Un día la gata pasa cantando por al lado del gato, que ya sin miedo tira una moneda cerca de la gata como excusa para poder acercarse y  escuchar el canto.


P.D. Yo canto a un gato moreno pero creo que aun me tiene miedo.






Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.
Si yo fuera gata el personaje principal de mi cuento sería un gato, pero soy mujer y no gata. 
Gata sin gato.

Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.
Que bien moreno, miraba con miedo, pero seguía siendo moreno.
Y es sabido que los morenos nunca temen, nunca tienen miedo.

Canta la gata y pintabale julio Romero, al gato moreno.
Atreviose pues Julito a pintar al gato de muchas formas, con colores oscuros y sus oscuras sombras.
Maestro en miradas, julio Romero pinto al gato sin miedo, y de pronto el gato perdió el miedo.

Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.
Pasa la gata y el gato quieto, moreno, esta vez sin miedo. Tira una moneda que cae de canto de gata. Así pues escucha la moneda y por fin de fondo a gata.

 Mama mia, ese chico parece un gato pero es una pantera,
Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.
Que dice:

Claro que están labios mis rotos, ¡de tanto beso malpario!
Claro que están venas mis hinchadas, ¡de tantos te quieros callados!

Claro que están uñas mis clavadas, ¡De arañar poco tu espalda!
Y POR SUPUESTO que están miradas mis perdidas, ¡de ver tanta alma vestida!




Canta la gata, canta la gata, cantábale al gato.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Detalles, niño





Claro que están labios mis rotos, ¡de tanto beso malpario!
Claro que están venas mis hinchadas, ¡de tantos te quieros callados!
Y POR SUPUESTO que están miradas mis perdidas, ¡de ver tanta alma vestida!